TIPOS DE REVESTIMIENTOS PARA FACHADAS

Revestimientos de fachadas

 

El revestimiento de fachadas o paredes exteriores del inmueble es el recurso ideal a la hora de rehabilitar la fachada o simplemente mejorar el aspecto exterior de la vivienda.

El estado de la fachada juega un importantísimo papel en el mantenimiento de un edificio. El clima, la contaminación atmosférica, las precipitaciones, los rayos UV, la suciedad entre otros aspectos son elementos que hacen que las fachadas de las viviendas con el paso del tiempo vayan estropeándose hasta tal punto que pueden derivar en problemas de mayor envergadura como puede se la aparición de fisuras, goteras, humedad, pérdida de aislamiento térmico, desgastes, desprendimientos, etc.

El revestimiento de fachadas ayuda a retrasar todos estos efectos, de ahí que un buen mantenimiento de la fachada sea el punto clave a la hora de cuidar un inmueble. Resulta conveniente realizar una serie de mínimas labores de conservación con el objetivo principal de evitar la aparición de graves problemas:

  • Limpieza: al menos un par de veces al año, lo que ayudará a prolongar la buena estética de la fachada y a detectar con antelación posibles problemas estructurales.
  • Pintura: el sol, la lluvia son los principales causantes de que la pintura de un edificio pintado con el paso del tiempo vaya perdiendo la tonalidad, por lo que es recomendable pintar el edificio cada cierto tiempo para así renovar el aspecto físico del edificio.
  • Elementos externos: balcones, rejas, jardineras sufren los importantes desgastes de la intemperie, por lo que es importante realizar una revisión al menos anual para comprobar el estado y ver si necesitan algún tipo de reparación o arreglo.

fachada ventilada en Valencia

Rehabilitación de fachadas ¡Solicita presupuesto Gratis!

Qué es el revestimiento de fachadas

La necesidad de mantener la fachada de un inmueble en buen estado no solo responde a criterios estéticos sino que es fundamental para ofrecer a la vivienda una mayor protección así como una mejora en la habitabilidad.

Un buen revestimiento de fachadas ayuda a retrasar los problemas generados por la humedad, rayos UV, precipitaciones con el paso del tiempo. Pero ¿en qué consiste el revestimiento de fachadas? El revestimiento de fachadas son coberturas de la superficie exterior del inmueble, cuya función principal es una mejor conservación de los muros y paredes del edificio.

¿Cuáles son los diferentes tipos de fachadas?

Hoy en día no existe un revestimiento perfecto, pero la clave de lograr un buen revestimiento va depender del soporte en el que se vaya a aplicar. Actualmente la mayoría de revestimientos de fachadas que existen en el mercado está confeccionados a base de resinas, material que aporta importantes ventajas y beneficios como: impermeabilidad, elasticidad y durabilidad. Aunque el mercado actual ofrece varios tipos de revestimientos de paredes exteriores los principales revestimientos son:

    Revestimientos al silicato:
    • La gran peculiaridad que tienen los revestimientos al silicato es la excelente transpirabilidad que aporta a las superficies minerales como puede ser el hormigón o la piedra natural.
    • Debido a la gran petrificación que ofrece este tipo de revestimiento suele utilizarse en la rehabilitación de antiguas fachadas.
    Revestimientos al siloxano:
    • Son ideales para aquellas fachadas que buscan un perfecto equilibrio entre impermeabilidad a la lluvia y permeabilidad al vapor de agua.
    • Las resinas de siloxano otorgan al revestimiento una elevada resistencia ante las partículas de suciedad como el polvo o la polución medioambiental.
    • Permite mantener fachadas más limpias y bonitas durante mucho más tiempo.
    Revestimientos acrílicos:
    • Su fácil aplicación hace que sea el revestimiento más utilizado.
    • Aporta importantes ventajas como gran impermeabilidad y transpirabilidad moderada, aunque todo va a depender de la cantidad y calidad de la resina utilizada.
    Revestimientos al pliolite:
    • Ideal para fachadas con problemas de disgregación o caleo ya que este tipo de revestimiento se adhiere perfectamente a este tipo de superficie sin importar la humedad que exista en el interior.
    • Pueden encontrarse en base de agua o en base disolvente siendo esta última perfecta para ser utilizada en climas fríos ya que llegan a soportar temperaturas inferiores a los 5ºC.

    Rehabilitación de fachadas ¡Solicita presupuesto Gratis!

    ¿Qué se considera fachada de un edificio?

    La fachada junto con la cubierta es uno de los principales elementos más importantes de una construcción, puesto que actúa como la primera barrera frente a factores climatológicos externos (lluvia, sol, heladas, viento…) que pueden afectar al bienestar del edificio. Es muy importante elegir un buen sistema de fachada que además de proteger de estos riesgos ayude a conseguir un menor consumo energético, minorizar los costes de mantenimiento así como mejorar el confort de los inquilinos de la casa. Actualmente en arquitectura se emplean diferentes tipos de fachadas:

      Fachada ligera:
      • Este tipo de fachada se adhiere a la estructura resistente del edificio pero no forma parte de esta. Como materiales de revestimiento se emplea el vidrio o el metal.
      • La fachada ligera destaca por su gran facilidad de instalación y la gran luminosidad que aporta al interior.
      • Proporcionan un menor aislamiento térmico y acústico, y un mayor coste de mantenimiento.
      Fachada pesada: según necesidades de aislamiento térmico pueden ser:
      • Portantes o autoportantes
      • Disponer de cámara de aire o no.
      Fachada prefabricada:
      • Rapidez y facilidad de instalación así como un menor coste en relación a otros sistemas.
      • Utilizada en naves industriales y grandes superficies comerciales.
      Fachada tradicional:
      • Entre los materiales de construcción empleados destaca el ladrillo, piedra, cerámica, enfoscados, etc.
      • Rapidez de instalación y bajo coste,
      • Al no disponer de cámara de aire ni aislamiento ofrecen menores prestaciones térmicas y acústicas.
      Fachada SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior):
      • Consiste en la instalación, en la envolvente del inmueble, de placas de material aislante protegidas por un mortero y con fijación mecánica al muro de soporte.
      • Entre los materiales más utilizados destaca: poliestireno expandido, poliestireno extruido, poliestireno expandido grafito y lana mineral.
      • Excelente relación calidad / precio.
      Fachada ventilada:
      • La principal diferencia con la fachada SATE es la existencia de una cámara de aire entre el muro y el material de revestimiento.
      • Evita condensaciones y filtraciones de agua
      • Ayuda a la reducción de grietas y fisuras.
      • Sistema de cerramiento exterior de edificios muy eficiente.

      fachada ventilada

      Cómo mejorar la fachada de una casa

      La fachada es lo primero que uno puede apreciar cuando observa un inmueble. Una fachada en perfectas condiciones causa una muy buena impresión, haciéndonos creer que el propietario realmente cuida su casa y que se preocupa por el buen estado de la vivienda. Seguramente uno se preguntará:

      • ¿Cuánto cuesta cambiar la fachada de una casa?
      • ¿Cómo mejorar y decorar la fachada de la vivienda?
      La tecnología y los nuevos materiales de construcción modernos, combinados con gran imaginación pueden dar resultados espectaculares, originales. No todas las renovaciones de fachadas deben de se costosas y laboriosas, pequeños cambios como cambiar el color de la pintura, puede brindar un resultado sorprendente y a un precio muy económico.

      Qué es el revestimiento texturado

      Los revestimietos de fachadas son el recurso ideal a la hora de rehabilitar la fachada de un edificio o simplemente el mejorar el aspecto del inmueble. Los revestimientos texturados no son totalmente lisos al tacto sino que presentan una cierta rugosidad y textura debido a las diferentes cargas minerales que llevan en su composición. Se usan tanto en zonas de exterior como en interior y resultan ideales para ser utilizados tanto en nueva construcción como en rehabilitación y mantenimiento. En el mercado actual uno puede encontrar dos tipos de revestimientos texturados de base acuosa:

      • Revestimientos Cementicios
      • Revestimientos Plásticos o acrílicos

      Rehabilitación de fachadas ¡Solicita presupuesto Gratis!

      ¿Qué es el revestimiento plástico?

      El revestimiento plástico texturado es un producto impermeable al agua aplicado como una pintura, de forma directa sobre el fratasado, revoque grueso, bloques de hormigón. Sus excelentes propiedades de impermeabilización y su amplia gama de colores es lo que lo hace tan particular y tan demandando por los usuarios. Además ni se cuartea ni se fisura y es antihongo por lo que ni se despega ni se descara.

      ¿Cómo se coloca el revestimiento plástico?

      El revestimiento plástico es una mezcla ya preparada por lo que es muy importante realizar muy bien los cálculos cuando vaya a comprarse para no quedarse corto, puesto que puede suceder que el nuevo producto adquirido no sea de idéntico color lo que podría suponer un problema. Si se trata de un revestimiento plástico clásico o fino el producto será aplicado con un rodillo. Si se trata de un revestimiento texturado medio o grueso deberá de aplicarse con una llana de plástico o metálica.

      Cómo elegir el revestimiento adecuado

      Una vez conocidos los diferentes tipos de revestimientos existentes en el mercado, antes de escoger el tipo de revestimiento de fachadas adecuado deberá de analizarse el soporte sobre el cual se va a aplicar, y así elegir el más adecuado:

      • Material de construcción: piedra, cemento, ladrillo, no todos lo materiales son aptos para estos materiales.
      • Climatología y zona geográfica de la zona: analizar si los edificios se ven afectados por mayores niveles de lluvia y humedad o por la incidencia de los rayos UV.
      • Estado previo de la superficie: es importante conocer el estado en el que se encuentra la superficia ya que si se trata de un edificio antiguo probablemente presente problemas de grietas, fisuras, manchas de humedad los cuales habrá que repararlos antes de aplicar el tipo de revestimiento elegido.
      Los factores climatológicos, humedad, precipitaciones, calor o simplemente el paso del tiempo pueden deteriorar de manera considerable la fachada de la vivienda, pero es bien cierto que todos estos efectos pueden verse retrasados con un buen revestimiento de fachadas.