Yo caliento mi casa con un secador de pelo, ¿y tú?

Yo caliento mi casa con un secador de pelo, ¿y tú?

Pocas sensaciones son tan agradables como ver nevar desde la ventana disfrutando del calor del hogar. Lo malo llega a final de mes cuando recibimos la factura de consumo. Sin embargo, hay quienes mantienen su casa con la temperatura ideal todo el invierno gastando lo mismo que si tuvieran encendido un secador de pelo. El milagro tiene nombre propio: Passivhaus o casa pasiva, un sello surgido hace dos décadas en Alemania certifica que nuestra casa gasta menos de 15Kwh/m2 año en calefacción, es decir casi un 90% menos que una vivienda estándar.

Para conseguir un consumo tan reducido, lo primero a tener en cuenta es el diseño. Y es que más que una certificación energética, Passivhaus es un concepto concepto arquitectónico que combina un consumo casi nulo con un elevado confort interior. Por eso si preguntas a cualquier usuario de una Passivhaus, lo primero de lo que hablará, antes incluso que del ahorro, es de la comodidad con la que se vive en ellas y de los beneficios para su salud ya que el avanzado sistema de ventilación que se emplea permite filtrar el aire contaminado del tráfico o la industria y evitar la entrada de polen y polvo en caso de personas alérgicas.

La mejor noticia es que para tener una Passivhaus no es necesario construirla nueva. Se puede adaptar nuestra vivienda con una simple reforma. La clave radica en contar con un aislamiento térmico adecuado, lo que se consigue gracias a los panales de Termopiedra. compuestos por una plancha de poliestireno extruido de alta densidad a la que se adhiere un revestimiento pétreo formado por baldosas de reducido espesor de marmol, granito, gres porcelánico... Sencillo, elegante, resistente y económico son las características que mejor definnen la Termopiedra, que aúna las propiedades del mejor material aislante con las del mejor revestimiento para fachadas.

Las casas pasivas no responden a un estilo concreto. Tampoco a un clima. Hay cientos de ejemplos en lugares tan diversos como Asturias, Navarra o Huelva. Y cada vez son más los que se unen a este modelo de arquitectura racional, duradera y económica. Ellos disfrutan cada día de su casa, ¿y tú?.

  • EL PANEL DE FACHADA
  • AISLANTE
    por dentro
    PIEDRA
    por fuera
  • Aislante,
    Impermeable,
    Resistente,
    Ligero,
    Seguro,
    Rápido,
    Económico
    ¡LA FACHADA
    PARA SIEMPRE!
    El panel de fachada

Si desea ampliar información, uno de nuestros técnicos le atendera encantado.

Comparte en las redes cociales